viernes, 20 de marzo de 2015

Cómo organizarse para trabajar desde casa

076 Cómo organizarse para trabajar desde casa

Publicado en el Podcast Sueldo 3.0, en Marketing y estrategia

 Subido hoy
Escrito por Cristina Nicolàs
Trabajar desde casa es ideal. Nadie te controla. Trabajas cuando quieres. Trabajas en lo que quieres. Puedes conciliar tu tra bajo con múltiples otras actividades.
Podría seguir enumerando los beneficios de trabajar por tu cuenta en la comodidad de tu propia casa.
Pero no es oro todo lo que reluce.
Trabajar desde cada también tiene sus inconvenientes. Y también es bueno conocerlos.

Las dificultades de trabajar en casa
Es que es muy fácil ser menos productivo en casa que en un ambiente laboral. Hay muchas cosas con las que te puedes distraer porque no hay nadie que te controle:

Es muy fácil perder el tiempo navegando por la web
Siempre hay tareas de casa por hacer
La televisión y el sofá son un gran reclamo
Las pausas para comer o para tomar un café se pueden alargar más de lo normal

Tú mente te va a traicionar, no separando adecuadamente el trabajo del hogar y la vida propia.
Pero es que los demás también lo harán. Porqué estás en casa y porqué tienes un horario flexible, te van a pedir favores que de otro modo no te pedirían. Y es que estás en posición de hacerlos. Te voy a poner 2 ejemplos:

La semana pasada, los niños de Laura estaban en la guardería pero tenían un día de esos un poco tontos. De esos en que tienen mamitis. No estaban enfermos. Estaban bien, pero tenían mamitis.
2 horas antes de la hora a la que normalmente los va a recoger, llamaron a Laura de la guardería para que recogiera a sus niños más temprano.
Al llegar a la guardería le dijeron que la habían llamado porqué sabían que estaba en casa. Si hubiera estado trabajando en cualquier otro sitio no la hubieran llamado porqué en realidad no tenían nada más que un día un poco intranquilo.
También hace relativamente poco, un sobrino se puso enfermo. Me llamó mi hermana para ver si podía ir a recoger al sobrino al colegio y llevarlo a casa de la abuela.
Yo encantada de hacerlo, claro. Pero si yo trabajara en otro sitio, sería ella la que saldría de su trabajo para acompañar a su hijo.

Me han salido ejemplos de niños, pero hay más situaciones con las que nos encontramos a menudo.
En los demás no hay una sensación de que alguien que trabaja en casa está realmente trabajando y tiene también que cumplir con sus horarios y tiene que dedicar sus horas a sus labores profesionales. Así que son más propensos a interrumpirte pidiendo mil y un favores que de otro modo no te pedirían.
La organización y la autodisciplina
La organización, la planificación y la autodisciplina son claves para ser productivo y eficiente en el trabajo desde casa.
Yo he notado un bajón en mi productividad en los 7 meses que llevo trabajando por mi cuenta en casa. Me cuesta concentrarme, pierdo el tiempo, completo menos tareas, me levanto tarde, dedico demasiado tiempo a la comida, etc.
Estoy trabajando mi autodisciplina para revertir ese rumbo negativo en el que estoy inmersa. De ahí el artículo de hoy. Hablando de ello soy más consciente de lo que debería cambiar.
Para empezar, pequeñas cosas que se pueden implementar inmediatamente y que te ayudarán a mantener la concentración en el trabajo.
El espacio de trabajo
Es importante tener un espacio físico concreto destinado al trabajo.
Cuando estás en ese sitio, estás trabajando. Cuando estás en una parte distinta de la casa, no lo estás.
Si tienes una habitación disponible en la que instalar un despacho, mejor que mejor. La transición trabajo-descanso será mucho más fácil. Se realiza en el momento en que cruzas la puerta.
Si tienes que utilizar un espacio destinado a otras actividades como el comedor o tu propia habitación, por lo menos adecua el espacio para que parezca verdaderamente un espacio de trabajo y no un espacio de relax.
Si te resulta complicado concentrarte en casa, prueba otros espacios:

Una biblioteca puede resultar una buena alternativa. Es un lugar al que puedes ir expresamente, concentrarte, ser muy productivo, y dejar de trabajar a una hora determinada.
Una cafetería también puede servir. Hay quien prefiere ambientes más ruidosos para desarrollar su trabajo.
Puedes probar con un espacio de co-working, o despachos compartidos. Para los que en casa no pueden concentrarse de ninguna manera, es algo a tener en cuenta.

El vestido
¿Cuántas veces habrás oído decir «trabajar en casa es perfecto, puedo hasta trabajar en pijama si quiero»?
Esto no es más que el tópico. Cierto es que si quieres puedes trabajar en pijama. Pero no te lo recomiendo en absoluto. Yo lo he hecho en más de una ocasión y te aseguro que no hago el mismo trabajo que cuando me he vestido para salir a la calle.
De la misma forma que debes adecuar el espacio físico para que parezca un espacio de trabajo, debes hacer lo propio con la forma de vestir. Vístete cómo lo harías para ir a trabajar a una oficina cualquiera.
Puede parecer una tontería, pero no lo es. El pijama o el chándal se asocian a actividades distintas a las del trabajo. Nuestro subconsciente lo sabe y no nos deja trabajar de la misma forma cómo lo haríamos con un atuendo distinto.
El horario
Lo bueno de trabajar en casa es que puedes tener un horario completamente flexible y amoldarlo a tus necesidades. Puedes compaginarlo perfectamente con los horarios de tus hijos, de tu pareja o con otras actividades que tengas que hacer.
¿Pero sabes qué es lo malo de trabajar en casa? ¡Que el horario es completamente flexible!
¿Contradictorio? Quizá. Pero piénsalo bien.
Para aquellos que trabajan mucho, pueden estar trabajando a todas horas.
Para aquellos que se distraen fácilmente, pueden distraerse aún más. Hoy me tomo más tiempo para comer y ya lo compenso trabajando hasta más tarde (yo me incluyo en este segmento).
Lo suyo es establecer un horario y cumplirlo.
Si lo cumples de forma regular, después tendrás la flexibilidad de saltártelo cuando la ocasión lo requiera.
Trabaja la autodisciplina
Aun trabajando en casa y teniendo flexibilidad absoluta, deberías ser disciplinados en:

Levantarse siempre a una hora razonable
Cumplir con los horarios que te has autoimpuesto
Concentrarse en el trabajo
No distraerse en la inmensidad de la web o en las múltiples otras cosas que se pueden hacer en casa
Vestirse cada día cómo si tuvieras que salir a trabajar fuera

Para cumplir con todo esto, hay que trabajar la autodisciplina.
Yo estoy trabajándola. A día de hoy no cumplo nada de lo que debería estar haciendo. Y noto que mi productividad es muchísimo más baja que cuando trabajaba por cuenta ajena en una oficina.
¿A ti te resulta cómodo trabajar en casa? ¿Cómo lo haces?
Imagen original de Freepik
El artículo 076 Cómo organizarse para trabajar desde casa se ha publicado en Sueldo 3.0.

Canal: Sueldo 3.0
Categoría: Empresa y Tecnología
Subcategoría: Marketing y estrategia
Género: Podcasting
Procedencia: España
Idioma: castellano

No hay comentarios:

Publicar un comentario